PUEBLA

Destinos-Turisticos


La ciudad de Puebla es una de las joyas históricas más notables de México: estandarte de patriotismo gracias al arrojo de quienes combatieron a los invasores franceses en la famosa batalla de 1862. Sin embargo los vaivenes de tan rico pasado se remontan a una época mucho más lejana, antes incluso que en los tiempos de esplendor de Cholula en las cercanías de la actual ciudad de Puebla.

A la llegada de los conquistadores españoles Cholula no sólo destacaba como centro comercial, sino como sede del culto al mítico Quetzalcoatl, inspirador de leyendas en las que el hombre y el dios se encarnan al unísono en una misma perspectiva fantástica. La pirámide de Cholula es, aunque Usted no lo crea, la más grande del mundo. Con sus 450 metros por lado, aquella mole de roca edificada por varias pirámides superpuestas, dedicada al dios de la lluvia Chiconahui Quiáhuitl, se ostenta con magnifiscencia como triunfo de una fe perdida y, al mismo tiempo, como un logro arquitectónico de enormes proporciones. Un recorrido por sus ruinas y callejas permitirá observar los murales que se conservan, en los que son representadas múltiples narraciones o se despliegan motivos simbólicos como testimonio único de quienes antiguamente dieron vida a dicho centro ceremonial.

Y siendo Puebla una ciudad con tal magnetismo, no tardaría en convertirse al paso de los siglos en uno de los centros urbanos de mayor alfuencia, teniendo como base una rica herencia arquitectónica, alimentada por una profunda sucesión de tradiciones y manifestaciones culturales de maravillosas formas y colores.

Frente al zócalo vemos proyectadas con severo estilo herreriano las torres de la mejestuosa Catedral, ambas con de 73.93 metros de altura y consideradas las más altas de todo el país. Francisco Becerra y Juan de Cigorondo habrían de proyectar en 1575 la edificación de dicho templo, pero tomaría su forma actual tras un proyecto de readaptación emprendido en 1640 con la llegada del obispo Juan de Palafox y Mendoza a dicha ciudad. Un recorrido para los turistas, quienes admiran sus colosales bóvedas y brillantes decorados, dura aproximadamente 30 minutos. Pero la Catedral sólo es el principio de tan extraordinario viaje!

Entre sus atractivos se encuentran:

Biblioteca Palafoxiana: La Biblioteca Palafoxiana es considerada por la UNESCO como Patrimonio Documental de México. Fundada en 1646, fue la primera biblioteca pública en América Latina.

Callejón de los Sapos: Hermosa calle que ya es una tradición en la Ciudad de Puebla por ofrecer a sus visitantes la mayor variedad de antigüedades en sus numerosos establecimientos.

Catedral Basílica: Dedicada a la Inmaculada Concepción de María. En lo que hoy es el atrio estuvo la primitiva iglesia mayor.

Cholula: A solo 12 km de la capital de Puebla se encuentra la ciudad colonial de San Pedro Cholula. Magnífica por sus vestigios arqueológicos y monumentos inspirados en la época de la Nueva España.

Mercado de Artesanías el Parián: Ninguna ciudad podría presumir el título de "Típica" si no contara con un distintivo artesanal y mucho menos sin un lugar donde adquirirlo. El Parian de Puebla es ese lugar; conocido también como Antigua Plazuela de San Roque, la gente se reune para admirar y comprar aquellas creaciones artísticas (provenientes de manos expertas) que han hecho tan popular esta urbe.

Palacio Municipal de Puebla: Desde la fundación de la Ciudad en 1531, se destinó para Casas Consistoriales o Ayuntamiento, pues aquí "se ayuntaban las autoridades para lo que fuera menester".

Paseo Bravo: Es uno de los puntos más céntricos de la ciudad; también uno de los más famosos.

Paseo San Francisco: Extraordinario proyecto de rescate, único en su tipo, que se creó con la finalidad de restaurar antiguos edificios del Centro Histórico en un marco que combinara arquitectura antigua y contemporánea. Se pueden admirar formidables vistas del Centro de Puebla y hermosos jardines desde esta plaza.

Entre otros...